EDUCACIÓN AMBIENTAL COMO ESTRATEGIA ESCOLAR

 

“El amor es la fuerza más grande del universo,

y si en el planeta hay un caos medioambiental

es también porque falta amor por él planeta.

Mahatma Gandhi

 Por: Kariana Morales Rivero

Es necesario contar con nuevas estrategias educativas para entender y mitigar el deterioro ambiental de nuestro tiempo. Así lo afirman las autoras Adelina Espejel y Aurelia Flores en su artículo: Educación ambientas escolar y comunitaria en el nivel medio superior. En su texto, publicado en la revista Mexicana de Investigación Educativa (2012) las investigadoras presentan su trabajo donde muestran que a través de programas ambientales (PA), conformados por un conjunto de acciones concretas, viables y ejecutados por estudiantes del nivel medio superior, se pueden mitigar problemas ambientales de la escuela-comunidad.

Los programas de educación ambiental a escala global aspiran a una importancia promoción de conciencia, valores, habilidades, conocimientos y metodologías para comprender los problemas ecológicos, Su propósito fundamental es desarrollar y fortalecer una conciencia que propicie y estimule el respeto y la convivencia de las personas hacia su medio ambiente apropiado de los recursos y la capacidad de uso sostenible.

México, una nación en vías de desarrollo, en las últimas dos décadas se ha enfrentado a una enorme problemática ambiental que día a día es mayor. Se ha carecido de recursos económicos y apoyo por la formación sobre modelos ambientales en nivel educativo. Además de la falta de conciencia hacia nuestro medio ambiente, es necesario tomar una mayor conciencia e importancia. La educación ambiental puede generar y mantener nuevos comportamientos, actitudes, valores y creencias que impulsen el desarrollo social, productivo y creador; como consecuencia puede ser el medio para el logro de nuevas relaciones entre los seres humanos.

Hoy en día se debe proponer que los programas ambientales son una herramienta de gran importancia y de utilidad que deben diseñarse en las escuelas para mitigar los principales problemas ambientales de la institución y de la comunidad. En vínculo de la escuela con la comunidad va permitir involucrar a estudiantes, padres y representantes, entre otros miembros a que discutan, analicen y realicen acciones ambientales.

Es necesario recuperar el interés en los estudiantes, los docentes en los asuntos que afectan directamente la calidad de vida de los alumnos y sus familiares, para artículos a través de la educación ambiental. Mientras esto no ocurra será casi imposible lograr resultados positivos en la lucha por la preservación del medio ambiente. La educación ambiental escolar debe enseñar a contextualizar, concretar y globalizar. Se han de incorporar gradualmente estrategias de la complejidad como principal constructo del proceso de reaprender, que incluyan de forma sustancial los procesos culturales y sociales en que tiene lugar el hecho educativo.

Los problemas ambientales tiene un impacto negativo, la fuente de todos estos problemas es la falta de conciencia de las personas hacia nuestro medio ambiente. Como se ha mencionado antes, para eso es indispensable que se tomen en cuenta estas medidas para lograr un cambio en las personas más que nada en sus acciones diarias y con el medio que los rodea. No existe hoy un espacio  natural en el que no se haya sentido el impacto del ser humano por medio de sus actividades cotidianas o industriales.

Por ello la educación ambiental es un instrumento fundamental para alcanzar los grandes objetivos necesarios para un desarrollo sustentable. Se debe promover la incorporación de contenido ecológico en los diversos ciclos educativos, Y fomentar a la población crear un cambio de actitudes y una participación responsable en la gestión del medio ambiente y crear comportamientos adecuados con el entorno. El mundo está viviendo una serie de problemas ambientales, pérdida de biodiversidad, cambios climáticos, exceso de consumo de recursos naturales, etc, El modelo de desarrollo económico actual ha traído una consecuencia una serie de problemas ambientales, además de que ni hemos sabido valorar y cuidar los recursos naturales. De no afrontarse, se pueden tener dificultades de escasez de recursos naturales renovables y no renovables.

Los problemas actuales no se resuelven con las convencionales formas de pensar. Ante la crisis socio-económica y ambiental que vive nuestra sociedad, este tipo de temas no han sido fácilmente comprendidos o captados en el medio educativo formal. Debió a la resistencia de la educación ambiental para los oficiales  niveles educativos, ha sido difícil  integrar la educación ambiental en el marco educativo actual. El propósito fundamental de la educación ambiental es desarrollar y fortalecer una conciencia de propicie y estimule el respeto y la convivencia de las personas hacia su medio ambiente natural y cultural.

En conclusión la educación ambiental es tanto un instrumento como una meta indispensable para alcanzar el bienestar integral de la colectividad. Constituyendo el vínculo afectivo en las relaciones entre ña naturaleza y la sociedad. Debe contribuir a solucionar problemas reales, los cuales son complejos y están interrelacionados entre ellos. La educación ambiental no va a resolver los problemas ambientales, pero sí pueden contribuir de una manera significativa a transformar la mirada sobre éstos. Puede generar conocimientos para ser utilizados en diversas propuestas que contribuyan a la transformación de las relaciones entre los seres humanos y el medio ambiente.

Referencias

  • ›Espejel, A. y Flores A. Educación ambiental escolar y comunitaria en el nivel medio superior. Revista Mexicana de Investigación Educativa. 2012. pp. 1173-1196.
  • ›Castro, A., Cruz, J., Ruiz, L. Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza. Convergencia, revista de ciencias sociales, 50, pp. 53-382.
  • ›Ramirez, J. Y Ramirez G. Educacion ambiental: conocer, valorar y conservar el medio. Revista ECOSUR, pp. 30-40.
  • ›Andrade Frich, B. y Ortiz Espejel, B. (2004). Semiótica, educación y gestión ambiental, México: Lupus inquisitor/ Universidad Iberoamericana-Puebla/ buap.
Anuncios

EDUCACIÓN AMBIENTAL ESCOLAR Y COMUNITARIA EN EL NIVEL MEDIO SUPERIOR.

Por Kariana Morales Rivero

Es necesario contar con nuevas estrategias educativas para entender y mitigar el deterioro ambiental de nuestro tiempo. Así lo afirman las autoras Adelina Espejel y Aurelia Flores en su artículo: Educación ambientas escolar y comunitaria en el nivel medio superior. En su texto, publicado en la revista Mexicana de Investigación Educativa (2012) las investigadoras presentan su trabajo donde muestran que a través de programas ambientales (PA), conformados por un conjunto de acciones concretas, viables y ejecutados por estudiantes del nivel medio superior, se pueden mitigar problemas ambientales de la escuela-comunidad.

En la Instrucción, presentan un trabajo de investigación que invita a reflexionar en

“la acción y en el proyecto en cursos, cuyo objetivo esenciales el de operar un cambio en un medio (en la gente y en el medio ambiente)” (1174). Que sustenta para prepararse para las acciones ambientales como “que los educandos deben vivir experiencias significativas, mitigando en forma grupal o individual problemas ambientales de su escuela o comunidad” (1174), considera la autora que se requiere un cambio en la población con respecto a las conductas y valores del medio que le rodea.

Las investigadoras inician su artículo con una serie de seminarios de los Aspectos

de la educación ambiental que se han realizado en diferentes partes del mundo para “promover la divulgación de la educación ambiental como una herramienta fundamental para la sustentabilidad del medio ambiente. Estos eventos fueron antecedentes para que se implementara en todos los niveles educativos” (1176) este proceso ha logrado sustentar el desarrollo de sus propuestas y concebir “objetos y postulados de la EA sean: 1) Partir de la realidad del entorno local de los sujetos sociales. 2) Integrar conocimientos, actitudes y acciones, y no solo informar sobre el determinado problema. 3) Debe ser una actividad de la conciencia ambiental” (1177) de acuerdo a la autora, permitiendo cobrar conciencia y adquirir los conocimientos en los individuos sobre el medio que los rodea.

En el siguiente apartado se conforma un modelo de educación ambiental  para

el nivel medio superior, donde las investigadoras consideran Aspectos generales del modelo de educación urbano-ambiental y problemas ambientales, donde se ejecutan las actividades planeadas como “la herramienta fundamental para que todas las personas adquieran conciencia de su entorno y puedan realizar cambios en sus valores, conducta y estilo de vida” (1178). Para lograr acciones en el modelo se desarrollaron seis etapas “1) Sensibilización. 2) Conocimiento-Información. 3) Capacidades desarrolladas. 4) Experimentación-Interacción. 5) Valoración-Compromiso. 6) Acción voluntaria- Participación.

Para continuar en el apartado Actividades de los programas ambientales expli-

can la ardua tarea que implico la propia convicción de los estudiantes que se localiza en los cuadros. Cada una de ellos muestra los problemas ambientales que mitigaron los alumnos en su escuela. Como se muestra en el Cuadro: 4 (1182-1183). Mediante una serie de soluciones sencillas pero bastante acertada. El diseño de los PA ha orientado y favorecido. Como se muestra en el cuadro 5 (1185). Donde se muestra las acciones que más les agradaron a los alumnos. Da cuenta la autora que en cuanto al proceso de los alumnos fomentaron valores como la solidaridad, puntualidad, disciplina, compromiso y amor a la naturaleza.

En el apartado de La formación de organización de los equipo, se exponen los

Nombres de los equipos y el donde se realizaron las acciones ambientales programadas en diversidad de comunidades aledañas al plantel educativo de los alumnos de ambas instituciones, el CBTis 212 y CETis 104 de Puebla-Tlaxcala. Como se muestra en el cuadro: 8 (1191-1192) como finalidad de cumplir sus actividades y  organización que cada grupo propio formaba. Las acciones demuestran perfectamente el desarrollo del proyecto “los estudiantes aprendieron a trabajar en equipo para cumplir las actividades planteadas en su PA, aunque encontraron dificultades e inconvenientes para llevarlas a cabo” (1193) respecto a las cuestiones que llegaron a presentar problemas para ejecutar los programas, considera la autora que aun así, lograron superarlas y concluir satisfactoriamente sus acciones.

Adelina Espejel y Aurelia Flores observan La satisfacción de realizar acciones

ambientales en los estudiantes que se motivaron porque quieren aportar acciones para lograr tener un mejor planeta donde vivir al hecho de que “ellos saben que no es fácil cambiar la mentalidad de la población y de los estudiantes en un tiempo corto, sin embargo, mencionan que son un ejemplo y quizás las personas cambien su forma de pensar y de actuar” (1195) pues se debe considerar que para los alumnos les costaba realizar sus actividades, como se menciona en el texto mucho lo hacían por su calificación o por obligación, aseguran las autoras que posteriormente lo realizaron por convicción a la conservación del medio ambiente. Sobre todo se hace sentir en los alumnos la reacción porque “la población al tener conocimiento del deterioro, de los efectos y consecuencias a largo plazo de la degradación ambiental sienten miedo, tristeza, ira, y culpa”. (1196). Lo que propensa a desencadenar conductas pro ambiental, que es lo que paso con los estudiantes, entre el aprendizaje y la acción, la gente de la comunidad igual se motiva y adquiere una conciencia ambiental.

Para finalizar las autoras exponen las Consideraciones finales donde nos manifi-

estan que los programas ambientales son una herramienta de gran importancia y de utilidad que deben diseñarse en las escuelas para mitigar los principales problemas ambientales de la institución y de la comunidad. Y como resultado lograr que los alumnos realicen actividades y así desarrollen una conciencia para conservar y preservar el ambiente en forma sustentable. Asimismo “el vínculo de la escuela con la comunidad va permitiendo involucrar a estudiantes, padres y representantes, entre otros miembros, a que discutan, analicen y realicen acciones ambientales”. (1197)

  • Espejel, A. y Flores A. Educación ambiental escolar y comunitaria en el nivel medio superior. Revista Mexicana de Investigación Educativa. 2012.
  • Estudiante de 2do. Semestre de Ingeniería Ambiental en la Universidad Popular del Estado de Puebla.