Acciones llenas de amor, una vida mejor.

“Cambia tus pensamientos y cambiará tu mundo”

-Norman Vincent Peale

Por Danahé Rodríguez *

Actualmente la mayor parte de los individuos no realiza las actividades diarias con amor, pues no se puede actuar con algo que no se posee. Como joven universitaria, me siento preocupada por la falta de amor por nosotros mismos, pues solo podemos actuar con amor si nos amamos. La falta de amor puede llevar a la depresión, una de las principales causas para el suicidio, el cual ha aumentado de forma alarmante durante las últimas décadas. Yo creo que todos los humanos tenemos una tremenda necesidad de saber lo que es el amor.

I

Para que una persona pueda realizar todas sus actividades diarias con efectividad es necesario el amor. San Agustín de Hipona, define el amor como “la dimensión más fundamental del espíritu humano, responsable de su movimiento tendencial”(1). Lo cual nos deja ver que el amor va mas allá de un sentimiento, concepto que la mayoría de las personas tienen acerca de el amor, es la parte esencial del ser humano; ya que los sentimientos suelen ser efímeros.

Sentimientos como la tristeza y la soledad, llegan a tener serias consecuencias en la vida de aquellas personas que no aprenden a vivir con estos sentimientos, puesto que nadie esta exento de sentirlos; sin embargo existe una gran diferencia entre aquellas personas que logran superarlos y las que se dejan llevar por estos. El que estos sentimientos controlen la vida de los individuos, puede dar como consecuencia un trastorno depresivo, que puede interferir con la capacidad para realizar actividades diarias. Actividades como estudiar, trabajar, comer, bañarse y hasta ver la televisión; resultan difíciles de disfrutar. Por lo tanto, se puede afirmar que la depresión incapacita a la persona a realizar sus actividades con normalidad y eficacia (2). La falta de amor en las actividades puede tener serias consecuencias como lo es la depresión.

De las enfermedades mentales, la OMS menciona la depresión como una de las principales causas de suicidio (3). Existen distintos factores que pueden llevar a un individuo a cometer suicidio. Estos factores pueden ser: entornos culturales y sociales difíciles, enfermedades mentales, violencia, entre otros.

En la actualidad el amor parece ser un tema de importancia para la sociedad. Sin embargo, las personas no saben lo que es el amor, concepto complejo y de difícil comprensión. Otra de las posibles razones es porque no lo han experimentado, ya que muchas veces lo llegamos a confundir o simplemente le temen. “Amarse a sí mismo es estimarse, procurar el conocimiento de sí en la propia vida y buscar la autentica realización personal por medio de todo lo que se hace y se vive en la vida, día tras día” (4).

 II

Necesariamente todas las cosas que hagamos deben estar hechas con amor. Amor verdadero, genuino, irremplazable; el cual solo podemos obtener si nos amamos a nosotros mismos. Para poder amarnos es sumamente necesario conocernos, “el autoconocimiento es el camino para una vida más consciente, más amplia, en términos de una percepción más objetiva del carácter y del significado de nuestra existencia” (5). El lograr amarnos a nosotros mismos implica el aceptar nuestras limitantes pero sobre todo saber o por lo menos estar conscientes del potencial que tenemos.

El cómo realizamos las cosas tiene un gran impacto en el resultado en la eficacia de las actividades diarias. Un día puede no significar nada si lo comparamos con toda una vida, pero ese es el problema, por lo general le quitamos la importancia a las acciones por separadas sin darnos cuenta que la suma de cada una de ellas forma parte de un todo, de la vida, de nuestra vida. En la actualidad podemos observar cómo la mayor parte de la sociedad vive con indiferencia, lo que lleva a que las personas realicen sus acciones sin motivación, cayendo en estados de conformidad. Esta falta de interés en muchas ocasiones tiene resultados negativos como la depresión.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), el índice de suicidio en el mundo ha aumentado 60% en los últimos años (6). Este dato nos indica que nuestra sociedad necesita un cambio radical. El cual debe venir de una mejora en el desarrollo espiritual del individuo, sin necesariamente caer en la religiosidad, pues son conceptos sumamente diferente que suelen ser interpretados como lo mismo.

Por lo tanto considero pertinente que cada individuo sepa el verdadero significado del amor, una vez claro el concepto, lo ideal sería que las personas se conocieran verdaderamente y que mejor manera que conocerse a sí mismo que por medio de un desarrollo espiritual el cual permitiría al individuo un desarrollo más eficaz en la búsqueda de si mismo, todo esto nos haría ser más conscientes de las decisiones que tomamos diariamente.

Conclusión.

Todo lo que hagamos debemos hacerlo con amor. El cual debe ser amor verdadero, es decir amarnos a nosotros mismos esto es más fácil si tenemos un correcto desarrollo espiritual. Cuando realizamos nuestras actividades diarias con amor tenemos mayor probabilidad de que nos salga mejor lo que produce un estado de alegría, misma que podemos compartir con los demás.

Bibliografía

*Estudiante de segundo semestre en la Universidad Autónoma del Estado de Puebla.

  1. Ferre U, Román AD. Philosophica. San Agustín de Hipóna. Disponible en: http://www.philosophica.info/voces/agustin/Agustin.html Consultado: Abril 14 2015.
  1. El Universal. Depresión principal causa de suicidio en México. Disponible en: http://www.eluniversal.com.mx/sociedad/2014/suicidio-mexico-causa-depresion-1039835.html Consultado: Abril 13 2015.

3.National Institute of Mental Health. Depresión. Disponible en: http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion/index.shtml Consultado: Abril 13 2015.

  1. Montes M. El amor, base fundamental del ser saludable. Rev Colombia Médica. Vol. 31 No. 1 2000 (en línea). Disponible en: http://salud.univalle.edu.co/pruebas/colombiamedica_new/index.php/comedica/article/viewFile/152/154 Consultado: Marzo 16 2015.
  1. Montes M. El amor, base fundamental del ser saludable. Rev Colombia Médica. Vol. 31 No. 1 2000 (en línea). Disponible en: http://salud.univalle.edu.co/pruebas/colombiamedica_new/index.php/comedica/article/viewFile/152/154 Consultado: Marzo 16 2015.
  1. Organización Mundial de la Salud. Suicidio. Disponible en: http://www.who.int/topics/suicide/es/ Consultado: Marzo 15 2015.
Anuncios

Acciones llenas de amor, una vida mejor.

jearimdanahe

“Cambia tus pensamientos y cambiará tu mundo”

-Norman Vincent Peale

Por Danahé Rodríguez *

Actualmente la mayor parte de los individuos no realiza las actividades diarias con amor, pues no se puede actuar con algo que no se posee. Como joven universitaria, me siento preocupada por la falta de amor por nosotros mismos, pues solo podemos actuar con amor si nos amamos. La falta de amor puede llevar a la depresión, una de las principales causas para el suicidio, el cual ha aumentado de forma alarmante durante las últimas décadas. Yo creo que todos los humanos tenemos una tremenda necesidad de saber lo que es el amor.

I

Para que una persona pueda realizar todas sus actividades diarias con efectividad es necesario el amor. San Agustín de Hipona, define el amor como “la dimensión más fundamental del espíritu humano, responsable de su movimiento tendencial”1. Lo cual nos deja…

Ver la entrada original 766 palabras más

Planteamiento I

I

Para que una persona pueda realizar todas sus actividades diarias con efectividad es necesario el amor. San Agustín de Hipona, define el amor como “la dimensión más fundamental del espíritu humano, responsable de su movimiento tendencial”1. Lo cual nos deja ver que el amor va mas allá de un sentimiento, concepto que la mayoría de las personas tienen acerca de el amor, es la parte esencial del ser humano; ya que los sentimientos suelen ser efímeros.

Sentimientos como la tristeza y la soledad, llegan a tener serias consecuencias en la vida de aquellas personas que no aprenden a vivir con estos sentimientos, puesto que nadie esta exento de sentirlos; sin embargo existe una gran diferencia entre aquellas personas que logran superarlos y las que se dejan llevar por estos. El que estos sentimientos controlen la vida de los individuos, puede dar como consecuencia un trastorno depresivo, el cual interfiere con la capacidad para realizar actividades diarias. Actividades como estudiar, trabajar, comer, bañarse y hasta ver la televisión; resultan difíciles de disfrutar. Por lo tanto, se puede afirmar que la depresión incapacita a la persona a realizar sus actividades con normalidad y eficacia2. La falta de amor en las actividades puede tener serias consecuencias como lo es la depresión.

De las enfermedades mentales, la OMS menciona la depresión como una de las principales causas de suicidio3. Existen distintos factores que pueden llevar a un individuo a cometer suicidio. Estos factores pueden ser: entornos culturales y sociales difíciles, enfermedades mentales, violencia, entre otros.

En la actualidad el amor parece ser un tema de importancia para la sociedad. Sin embargo, las personas no saben lo que es el amor, concepto complejo y de difícil comprensión. Otra de las posibles razones es porque no lo han experimentado, ya que muchas veces lo llegamos a confundir o simplemente le temen. “Amarse a sí mismo es estimarse, procurar el conocimiento de si en la propia vida y buscar la autentica realización personal por medio de todo lo que se hace y se vive en la vida, día tras día”.4

La espiritualidad y religiosidad como factor protector en mujeres depresivas con riesgo suicida: consenso de expertos.1 Comentario

Por Danahe Rodriguez2

Un grave problema de la actualidad es el suicidio y su alta tasa de reincidencia en mujeres. Así lo afirman Nicole Taha, Ramón Florenzano, Catalina Sieverson, Carolina Aspillaga y Lucia Alliende en su artículo: La espiritualidad y religiosidad como factor protector en mujeres depresivas con riesgo suicida. Éste texto publicado por la revista Chilena de Neuro- Psiquiatría en el 2011, nos deja claro cómo el “acompañamiento espiritual favorece en el tratamiento de patologías médicas y mentales”. (p.348)

Los especialistas inician su artículo afirmando que el trastorno más común en las mujeres es la depresión, una de las causas más frecuentes de suicidio, el cual tiene una alta reincidencia en “pacientes tratados en servicios psiquiátricos, que repiten la conducta dentro de los doce meses siguientes” (347). Aunado a esto, nos explican cómo la espiritualidad y religiosidad tienden a favorecer la disminución de esta conducta.

En el segundo apartado: Metodología, los especialistas convocan a un grupo de expertos en el tema para realizar un debate donde se delimitó género, creencias, opinión a cerca de la depresión, prácticas espirituales y religiosas. Se elaboraron y respondieron dos cuestionarios el primero con preguntas abiertas para resolver inquietudes, el segundo en base a la escala de Likert. Posteriormente se realizó una serie de preguntas a expertos, para resolver dudas existentes; al finalizar se hizo un borrador de consenso, el cuál fue corregido y comentado por los mismos expertos.

El siguiente apartado: Resultados, se divide en 5 diferentes subtemas, los cuales son: Aspectos éticos y encuadre de la intervención; características y formación del interventor; formato y foco de la intervención ER; contenido a tratar en la intervención y las fases de la intervención.

El primer subtema: Aspectos éticos y encuadre de la intervención, trata a cerca del momento adecuado para una intervención espirirual-religiosa, ya que primordialmente se debe evaluar el diagnóstico de trastorno depresivo, su tipo, trastornos de personalidad, características socio-demográficas, clínicas y la historia vital del paciente y de la familia. También menciona la relación cercana que hay en los pacientes depresivos con la religiosidad, la cual se según Hackney & Sanders se divide en tres dimensiones: “ La institucional (por ejemplo: asistir a la iglesia), la ideológica (por ejemplo: teologías) y la devoción personal (por ejemplo: motivación intrínseca religiosa).” ( 350).

Lo rescatado del desarrollo del siguiente subtema, son las características y habilidades fundamentales que debe tener el interventor, como por ejemplo, la capacidad de escucha activa, el conocimiento de los fundamentos de su propia tradición y seguridad en ellos, flexibilidad, habilidades y prácticas contemplativas y la capacidad de no transmitir verdades como si fueran absolutas.

En los tres últimos subtemas de este apartado se explica el formato (diseño, objetivos y encuadre), los contenidos (factores de riesgo, sentido de vida) y las fases es decir, el seguimiento de una intervención espiritual-religiosa. Todo esto para que el tratamiento sea lo más eficaz posible, evitando así posibles secuelas o daños en el paciente a tratar.

Para concluir, los autores aluden la importancia de las intervenciones psicosociales en las cuáles se debe considerar la espiritualidad y religiosidad para la eficacia total del proceso. Además se recomienda que esté diseñado personalmente para cada paciente y que la persona que trata el acompañamiento espiritual-religioso no sea la misma que esta dando el tratamiento clínico y fármaco para evitar que se superpongan intervenciones, “la espiritualidad hablándole de un futuro sano en relación con lo trascendente, cómo también en el sentido de vida en base a experiencias exitosas, que den cuenta del por qué y para qué seguir viviendo.” (354)

1Taha N, Florenzano R, Sieverson C, Aspillaga C y Alliende L. La espiritualidad como factor protector en mujeres depresivas con riesgo suicida. Rev. Chilena de Neuro-psiquiatría. 2011

2 Estudiante de 2o semestre de medicina en la Universidad Popular del Estado de Puebla.