DISCRIMINACION A INGENIEROS POR TATUAJES.

En Puebla, los ingenieros mexicanos sufren discriminación por tener tatuajes. Tal es el caso de la empresa Volkswagen que les niega el empleo. Por esta razón esto es una injusticia. Se devalúa su trabajo e inteligencia por algo que podría compararse con una cicatriz cualquiera. Se debe cuidar la presentación y la forma de vestirse en horas laborales, usar el uniforme pero la piel no es parte de éste.

La mayoría de las empresas mexicanas, tienen como parte de su reglamento no contratar ingenieros con tatuajes o algún tipo de modificación en el cuerpo. Creen que un ingeniero tatuado no es confiable ni productivo y dan una mala imagen a su empresa. Este tipo de ideología provoca que la población de ingeniera tenga miedo de tomar una decisión sobre su cuerpo, como tatuarse.

Los tatuajes son imágenes que se graban en la piel de forma permanente. Se considera una modificación en el cuerpo. Transmiten sentimientos, vivencias o gustos dependiendo el enfoque que le da cada persona.

Se han utilizado desde la Edad de Piedra. En el año 1991 se encontró en una caverna de un glaciar a un cazador que tenía tatuados la espalda y las rodillas. Es un gran ejemplo de la antigüedad de los tatuajes.

Las primeras personas en estar tatuadas fueron pobladores de la Polinesia. Este lugar cuanta con la reputación del tatuaje más artístico del mundo. El mismo término “tatuaje” se atribuye que es de origen polinésico.

En algunos lugares se tomaban como amuletos protectores de la hechicería. Si alguien moría sin tatuajes, el cadáver tenía que ser tatuado. Eran una gran protección y se consideraban mágicos.

Otras culturas le daban un significado erótico. Un gran ejemplo era la cultura japonesa, las mujeres para ser atractivas deberían estar tatuadas. Los lugares más comunes eran el rostro y/o las manos.

A lo largo de la historia diferentes personajes famosos y respetables han tatuado su cuerpo; Jonn Kennedy, Sir Sean Connery, Churchill Winston, entre otros. Esto es un ejemplo para interpretar, no importa clase social, época, trabajo los tatuajes son algo universal y decisión personal. Reflexión a la cual a muchos le costaran aceptar.

Las razones para tener un tatuaje son muy diversas, viajan desde creencias espirituales hasta ser considerados arte. Pensar ¿arte o no? el mundo debe aceptarse. Juzgar por la apariencia podría convertirse en enfermedad social.

Los tatuajes son visibles en todas las clases sociales, la tinta llega a la piel de blancos, negros, hombres, mujeres, profesionales, delincuentes por el motivo que sea; irreverencia, pasiones, representación de lo significativo o por simple moda. Son decisiones personales y muy íntimas, que deben ser respetadas tanto por la familia, amigos y sobre todo en el área laboral. Esto todavía no les queda claro a los dueños de las empresas.

Aunque no hay registro exacto de cuantas solicitudes de aspirantes tatuados son negadas por año, si se sabe que cada día crece más la población de desempleados. Esto se sabe por la cantidad de ingenieros que consideran la idea de remover el tatuaje. Pues culpan a esté por la falta de trabajo.

Y si bien es cierto que en ocasiones los tatuajes son causa de enfermedades como hepatitis B y C, y en casos más extremos Sida. Esto es consecuencia de acudir a lugares no aseados y poco éticos a realizarse el tatuaje. Por lo cual se considera irresponsabilidad por parte del tatuado.

Las empresas se escudan, declarando que la imagen y la salud de sus empleados son importantes para el buen funcionamiento de su empresa. Es cierto pero esto no justifica que les nieguen el trabajo a ingenieros que están tatuados. Como bien dice el Lic. Diego Bermúdez, investigador laboral de la Personería de Medellín. “La discriminación social para las personas que tienen modificaciones corporales llega al ámbito laboral que por estereotipos de imagen desconocen las capacidades humanas y profesionales de las personas”.

No es justo que se le niegue el empleo a un profesional como lo es un ingeniero, por tener un tatuaje cuando éste es usado por profesionales en todas las ramas pero que por temor a ser rechazados o despedidos, los tapan. Lo que se quiere es hacer un llamado a que se valore más las capacidades como persona y trabajador que su aspecto físico, teniendo en cuenta que el tatuaje es un arte tan respetable como cualquier otro. Deben actualizarle las leyes en el estado de puebla para así tener un mejor control de la discriminación de las empresas a sus aspirantes. De ser necesario se pueden cubrir con maquillaje o ropa, pero el negarle la oportunidad de un trabajo a alguien por algo así, es definitivamente un acto de discriminación.

 

Anuncios

2 thoughts on “DISCRIMINACION A INGENIEROS POR TATUAJES.

  1. Pesima calidad de VW y Audi, carros defectuosos por diseño. La inteligencia, capacidades y habilidades no dependen de como te vez en lo absoluto. Yo trabajo como ingeniero en Estados Unidos de America, con un sueldo seis veces mas alto que Audi y lo unico que les interesa son mis resultados. Colegas, managers y cualquier empleado tiene por lo menos un tatuaje, es una decision personal. Por cierto trabajo para Tesla y obviamente no trabajo en Mexico por sus ridiculas politicas, un pais que va en picada no puede darse ningun lujo, discriminar a la clase profesional solo apoya la fuga de talentos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s